Artículo 351 del Código Civil

El tesoro oculto pertenece al dueño del terreno en que se hallare.

Sin embargo, cuando fuere hecho el descubrimiento en propiedad ajena, o del Estado, y por casualidad, la mitad se aplicará al descubridor.

Si los efectos descubiertos fueren interesantes para las ciencias o las artes, podrá el Estado adquirirlos por su justo precio, que se distribuirá en conformidad a lo declarado.

art 351 cc

El artículo 351 del Código Civil español hace referencia a que un tesoro oculto pertenecerá al dueño del terreno donde se encuentre el tesoro.