Artículo 1577 del Código Civil

El arrendamiento de un predio rústico, cuando no se fija su duración, se entiende hecho por todo el tiempo necesario para la recolección de los frutos que toda la finca arrendada diere en un año o pueda dar por una vez, aunque pasen dos o más años para obtenerlos.

El de tierras labrantías, divididas en dos o más hojas, se entiende por tantos años cuantas sean éstas.

El artículo 1577 del Código Civil español habla del arrendamiento de un predio rústico, que tendrá como mínimo la duración necesaria hasta la recolección de los frutos de un año.