Testamento

Un testamento es aquel documento que permite establecer el patrimonio que le pertenece a una persona, además, determina de qué manera va a ser distribuido cuando la persona fallezca.

El testamento puede ser modificado varias veces si así lo quiere el individuo. Siempre se debe tener en cuenta la Ley de repartición, ya que existen algunas obligaciones según los lazos familiares existentes y el tipo de testamento que se quiera realizar.

Los herederos según la Ley

En el Código Civil Colombiano dentro de los artículos comprendidos entre el 1045 hasta el 1051, se menciona el orden en el que deben sucederse los bienes para la elaboración del testamento:

  • Artículo 1045. “Los descendientes de grado más próximo excluyen a todos los otros herederos y recibirán entre ellos iguales cuotas, sin perjuicio de la porción conyugal”.
  • Artículo 1046. “Si el difunto no deja posteridad, le sucederán sus ascendientes de grado más próximo, sus padres adoptantes y su cónyuge. La herencia se repartirá entre ellos por cabezas”.
  • Artículo 1047. “Si el difunto no deja descendientes ni ascendientes, ni hijos adoptivos, ni padres adoptantes, le sucederán sus hermanos y su cónyuge. La herencia se divide la mitad para éste y la otra mitad para aquéllos por partes iguales”.
  • Los artículos 1048 y 1049 han sido derogados.
  • Artículo 1050. “La sucesión del hijo extramatrimonial se rige por las mismas reglas que la del causante legítimo”.
  • Artículo 1051. En caso de que falten los anteriores “suceden" al difunto los hijos de sus hermanos. A falta de estos, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Según lo establecido por la ley, el 50% de los bienes de la persona que hace el testamento se distribuyen en partes iguales para sus herederos legítimos. El otro 50% se puede repartir con total libertad. La realización del testamento tiene un costo base que corresponde a $59,400 y puede variar de acuerdo a la cantidad de hojas que hagan parte de este.

Requisitos para realizar el testamento

Existen dos tipos de testamento, el testamento abierto y el cerrado. Para realizarlo se debe elegir uno de estos y cumplir con los requisitos que se dejan a continuación:

  • Mayoría de edad. Quien va a hacer el testamento debe contar con la mayoría de edad en el momento de realizarlo.
  • Lucidez mental. Al establecer cómo va a repartir sus bienes, debe estar totalmente lúcido.
  • Elaborado voluntariamente. No puede haber presión de otra persona para que este elabore el documento.
  • Solo será válido cuando esta persona fallezca.
  • No puede existir un apoderado que ejecute el testamento en nombre de otro.
  • La persona debe respetar la ley para la repartición de bienes.
  • Cualquier tipo de testamento debe establecerse frente a un notario público con los testigos que correspondan según el caso.

En el testamento deben estar consignados los siguientes datos:

  • Nombre completo de quien hace el testamento.
  • Lugar de nacimiento de la persona.
  • Su nacionalidad.
  • Su edad actual.
  • Nombres de cónyuges, hijos de cada matrimonio, distinguiendo los que siguen con vida y los que ya han fallecido.
  • Inventario de sus bienes y a quienes va a heredar.
  • Nombre completo del notario
  • Firmas de los testigos, notario y testador.

Aunque el testamento no es un documento obligatorio, sí se recomienda hacerlo para evitar disputas familiares y procesos largos para definir la propiedad de cada bien.

Consultas sobre testamento