Separación de hecho

La separación de hecho es la que permite que se disuelva una sociedad conyugal. Una sociedad de este tipo se inicia con el matrimonio o desde el momento que se puede hablar de la consolidación de una unión marital de hecho. Esta sociedad, una vez consolidada, se mantiene hasta que las partes deciden separarse.

¿Qué es la separación de hecho?

Para el 2021 la Corte Suprema de Colombia menciona que la separación de hecho definitiva es la que puede dar lugar a que la sociedad conyugal sea disuelta realmente. Esta manifestación del alto tribunal tuvo lugar después de que una mujer interpusiera una demanda de simulación, en la que ella hacía la solicitud de que se declarara nulo un contrato por la compraventa de una propiedad. El negocio de este inmueble se había efectuado por parte de su ex cónyuge en conjunto con su nueva pareja.

Estas dos últimas personas habían convivido de hecho y más adelante se habían casado. La persona que realiza la demanda dice que la celebración del contrato se hizo mientras aún existía la sociedad conyugal entre ella y su ex cónyuge. Lo que aquí se quiere demostrar es que el inmueble hace parte de esta sociedad.

Aquí la Corte menciona que cuando una pareja ya no convive, pero aun en la documentación aparecen en unión marital, existen algunos límites. Se tienen en cuenta cuestiones como el disfrute y participación de una de las partes en algo que no ayudó a construir y si debe sostenerse la existencia formal de algo inexistente, en este caso la vida matrimonial.

El fallo en este caso menciona la separación de hecho. El ex cónyuge no puede reclamar sobre bienes que se adquirieron después de esta separación, aunque sigan existiendo documentos en los que se menciona que la unión marital no ha finalizado. Esto busca proteger a las personas y sus patrimonios después de la ruptura de una sociedad conyugal.

La separación de cuerpos y la separación de hecho

Al hablar de la separación de cuerpos se debe tener en cuenta que existe la separación de hecho, en la que uno o los dos cónyuges toman la decisión; y la judicial, en la que interviene una institución jurídica para que la relación pueda manejar mejor sus problemas, pero sin dar fin al matrimonio legalmente.

La separación de cuerpos es aquella institución jurídica en la que se pone fin a la vida en común de un matrimonio, pero sin la necesidad de la extinción del vínculo de tipo matrimonial que existe.

Esta figura se encuentra mencionada en el Código Civil, dentro de tres de sus artículos en los que se habla de sus efectos, sus causales y el mutuo consentimiento:

Artículo 167. “Efectos de la separación de cuerpos. La separación de cuerpos no disuelve el matrimonio, pero suspende la vida en común de los casados. La separación de cuerpos disuelve la sociedad conyugal, salvo que, fundándose en el mutuo consentimiento de los cónyuges y siendo temporal, ellos manifiesten su deseo de mantenerla vigente”.

Artículo 165. Menciona las causas entre las que se encuentra el consentimiento de las dos partes antes un juez.

Artículo 166. Mutuo consentimiento. Los cónyuges eligen el estado de la sociedad conyugal. Esta puede tener una separación temporal o indefinida que no puede ser más de un año. Después de esto se asume la reconciliación.