Presunción de inocencia

Cuando se hace referencia a la presunción de inocencia se habla de un derecho que cada persona tiene cuando es acusada de realizar un acto en contra de la ley. Este derecho dice que a ningún individuo se le puede declarar culpable antes de hacerle un juicio justo y que se dé una sentencia.

En el Código de Procedimiento Penal en su artículo 7 que habla de la “presunción de inocencia e in dubio pro reo” se menciona que cualquier persona se debe presumir como inocente y tratarse como si lo fuera. Todo esto, antes del juicio y después de este, si no se encuentra responsable penalmente.

Además, se menciona que: “En consecuencia, corresponderá al órgano de persecución penal la carga de la prueba acerca de la responsabilidad penal. La duda que se presente se resolverá a favor del procesado. En ningún caso podrá invertirse esta carga probatoria. Para proferir sentencia condenatoria deberá existir convencimiento de la responsabilidad penal del acusado, más allá de toda duda”.

Esto quiere decir que las pruebas y todo el procedimiento que se lleve a cabo en el juicio deben demostrar que el acusado es realmente responsable de los actos de los que se le acusan. No debe existir ninguna duda para declararlo culpable, en caso de que existan dudas se debe tener en cuenta la presunción de inocencia y resolverla a favor de la persona.

Presunción de inocencia en Colombia

Antes de que la presunción de inocencia se reconociera como derecho, muchos juicios se llevaron a cabo con pruebas poco contundentes, testimonios incompletos y evidencias que no concluían completamente, pero que gracias a su número eran tomadas por verdaderas.

Algo que todavía puede suceder en el país en algunos casos como el de lavado de activos. Para la Corte Suprema de Justicia, en este tipo de delito las pruebas directas o indirectas pueden acreditar el origen indirecto o directo de aquellos bienes que se consideran parte del acto delictivo. En estos casos no se requiere de una condena previa.

En caso de que quien acusa “demuestre” la relación entre los actos y el acusado, la defensa debe demostrar las hipótesis alternativas como defensa de la persona que se encuentra en juicio. Esto también se ve en los casos de enriquecimiento ilícito. Se pone al acusado en una posición en la que debe demostrar que el incremento patrimonial que tuvo se debe a actividades de origen lícito para que pueda demostrar su inocencia.

Aunque la presunción de inocencia es un derecho de cualquier persona que se encuentre en un proceso penal, en la práctica existen aún casos en los que se puede llegar a vulnerar este derecho. Dentro de la Constitución no se específica que la presunción de inocencia cuente con casos aplicables y otros en los que no, así que se aplica para cualquier situación.

Esto puede presentar complicaciones para el procesado, y en la práctica para la Fiscalía pueden existir dudas en cuanto a la situación y las pruebas que la respalden.