Patria potestad

La patria potestad es el conjunto de derechos, atribuciones y deberes que tienen los padres sobre los hijos no emancipados.

Patria potestad

La patria potestad es el conjunto de derechos y obligaciones que poseen los padres sobre los hijos no emancipados

¿Dónde se regula la patria potestad?

En Colombia, la patria potestad se encuentra regulada en el Código Civil colombiano, Libro Primero (De las Personas), Título XIV (De la Patria Potestad), artículos 288 a 311.

El artículo 288 del Código Civil de Colombia ofrece la siguiente definición de la patria potestad:

La patria potestad es el conjunto de derechos que la ley reconoce a los padres sobre sus hijos no emancipados, para facilitar a aquéllos el cumplimiento de los deberes que su calidad les impone.

Corresponde a los padres, conjuntamente, el ejercicio de la patria potestad sobre sus hijos legítimos. A falta de uno de los padres, la ejercerá el otro.

Los hijos no emancipados son hijos de familia, y el padre o madre con relación a ellos, padre o madre de familia.

Artículo 288 del Código Civil

¿Qué implica la figura de la patria potestad?

La patria potestad corresponde a los padres con independencia de que estén casados entre sí o no, ya que se fundamenta en las relaciones paterno-filiales.

Por ejemplo, algunas decisiones que entran dentro del ámbito de la patria potestad son:

  • La educación del hijo.
  • El cambio de domicilio.
  • El cambio del orden de los apellidos del hijo.

Todo ello de común acuerdo de ambos progenitores.

¿Qué derechos y deberes comprende la patria potestad?

Los padres que ejercen la patria potestad tendrán los siguientes derechos y deberes:

  1. Velar por los hijos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral.
  2. Representar y administrar los bienes de los hijos.
  3. Asimismo, los padres podrán solicitar el auxilio judicial en el ejercicio de su función.

¿Tienen obligaciones los hijos sujetos a patria potestad?

Sí, los hijos sujetos a patria potestad deben:

  • Obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad, y respetarles siempre.
  • Contribuir a las cargas de la familia, según sus posibilidades, mientras convivan con ella.

¿Cómo se ejerce la patria potestad?

La patria potestad se ejercerá siempre en interés de los hijos, de acuerdo con su personalidad y respetando sus derechos e integridad física y mental. Como regla general, se ejercerá conjuntamente por ambos progenitores. También podrá ejercerse por uno solo con el consentimiento expreso o tácito del otro. Los actos que realice uno solo de los progenitores conforme a los usos sociales y en circunstancias de urgente necesidad, serán válidos.

Si no hay acuerdo entre los progenitores, cualquiera de ellos podrá acudir al Juez para que decida.

En defecto, ausencia, incapacidad o imposibilidad de uno de los padres, la patria potestad será ejercida exclusivamente por el otro.

Causas de extinción de la patria potestad:

La patria potestad terminará: por la muerte o declaración de fallecimiento de los padres o del hijo, por la emancipación y por la adopción del hijo.

¿Puede privarse a alguien de la patria potestad?

Es posible que los progenitores sean privados total o parcialmente de la patria potestad mediante una sentencia fundada por el incumplimiento de las obligaciones correspondientes y por una causa lo suficientemente grave (como malos tratos, condena penal, alcoholismo, perturbaciones mentales, etc.).

Esta privación de la patria potestad no es definitiva, sino que se puede recuperar la patria potestad si se demuestra que la causa que dio lugar a esa privación ha desaparecido.

Ahora bien, los hijos menores tienen derecho a relacionarse con sus progenitores aunque no ejerzan la patria potestad, salvo disposición judicial en contra.

¿Qué diferencias existen entre la patria potestad y la guarda/custodia?

La patria potestad se refiere a la representación general y administración de los bienes de los hijos menores de edad. Por el hecho de ser padre o madre siempre tendrás la patria potestad sobre los hijos menores de edad, salvo alguna excepción.

La guarda y custodia, en cambio, se centra en la convivencia habitual y diaria con los hijos menores de edad.