Jurisdicción

Cuando se menciona el término jurisdicción, se hace referencia a la función pública que es llevada a cabo por los diferentes órganos del Estado. Para esto se tiene en cuenta lo que requiere la ley y así se pueden determinar los derechos de cada parte involucrada.

La jurisdicción tiene como fin la resolución de conflictos que tengan relevancia jurídica y según la ley colombiana existen algunas como:

  • Ordinaria. Bajo esta jurisdicción se busca decidir sobre conflictos y controversias que surjan entre particulares. Se compone por organismos como los Juzgados, los Tribunales Superiores de Distrito Judicial y la Corte Suprema de Justicia. En el Artículo 234 de la Constitución se dice que: “La Corte Suprema de Justicia es el máximo tribunal de la jurisdicción ordinaria y se compondrá del número impar de magistrados que determine la ley. Esta dividirá la Corte en salas, señalará a cada una de ellas los asuntos que deba conocer separadamente y determinará aquellos en que deba intervenir la Corte en pleno”.
  • Contenciosa Administrativa. Aquí se busca la solución de problemáticas que involucran a un particular y al Estado. Está compuesta por los Juzgados Administrativos, los Tribunales Administrativos y el Consejo de Estado.
  • Constitucional. Su función es defender la Constitución Política del país y el estado de Derecho dentro de cada parte del territorio nacional. Esta jurisdicción la compone la Corte Constitucional.
  • Disciplinaria. Define políticas públicas, se encarga de las actividades disciplinarias al presentarse faltas de funcionarios pertenecientes a la Rama Judicial. Además, administra el presupuesto y organización de esta rama.

Características de la jurisdicción

Existen características principales de la jurisdicción que plantean varios teóricos, entre las más relevantes se pueden encontrar:

  • Debe ser autónoma. Esto quiere decir que cada estado es libre de ejercerla de manera independiente y bajo las normativas que se crean para el territorio. Aunque a veces se forman bloques supra estatales que pueden vincular las jurisdicciones de varios países.
  • Exclusiva. No puede ser ejercida por ningún particular, además, cada estado la aplica excluyendo a otros estados.
  • Independiente. La jurisdicción es independiente para cada órgano del Estado. Aunque en algunos casos se les confieren funciones jurisdiccionales a particulares y a otros órganos estatales.
  • General. Esta característica se refiere a que debe abarcar todo lo comprendido dentro del territorio nacional.
  • Permanente. El ejercicio de la jurisdicción nunca es interrumpido, lo que le da su característica de permanencia en el tiempo y en el territorio.

Elementos que comprende la jurisdicción

  1. Elemento subjetivo. Tiene que ver con los funcionarios, se contempla cualquier funcionario que dirima conflictos, y sujetos que se encargan de ejercer la función jurisdiccional.
  2. Elemento formal. Es el proceso que debe seguirse para que la jurisdicción pueda cumplir su función. Aquí se incluyen las normas procesales de los diversos códigos.
  3. Elemento material. Es la materia en la que cae todo el proceso de jurisdicción.

En el decreto 250 de 1970, en el artículo 25, se establecen los casos en los que se puede perder la jurisdicción. Entre estos destacan: el aceptar la renuncia, ejercer algún otro cargo público o por no presentarse para cumplir con las labores del cargo.