Contrato de trabajo

El contrato de trabajo es uno de los elementos más importantes de la relación laboral. En el contrato que se establece entre la empresa o la persona natural que contrata y el trabajador contratado se pueden verificar los derechos y deberes de las partes involucradas.

El Código Sustantivo del Trabajo en su artículo 22 define este tipo de contrato como aquel por el cual una persona natural se obliga a prestar un servicio personal a otra persona, natural o jurídica, bajo la continuada dependencia o subordinación de la segunda y mediante remuneración.

Gracias a este documento, se establece una relación de trabajo. En esta existen dos partes involucradas:

  • El trabajador que es la persona que presta el servicio
  • El empleador que es la persona que remunera este servicio.

A esta remuneración se le conoce como salario y es uno de los aspectos que se establecen en el contrato, así como las funciones específicas del trabajador.

1. Contrato de trabajo es aquel por el cual una persona natural se obliga a prestar un servicio personal a otra persona, natural o jurídica, bajo la continuada dependencia o subordinación de la segunda y mediante remuneración.

2. Quien presta el servicio se denomina trabajador, quien lo recibe y remunera, empleador, y la remuneración, cualquiera que sea su forma, salario.

Artículo 22 del Código Sustantivo del Trabajo

¿Cuáles son los elementos que deben encontrarse en un contrato laboral?

En el artículo 23 del Código Sustantivo del Trabajo se pueden encontrar los elementos esenciales para que exista un contrato que pueda establecer una relación laboral, independientemente de las características específicas de esta. Se requieren de estos tres elementos:

  1. La actividad personal del trabajador. Esto quiere decir que el trabajador debe desempeñar las labores, por las que se contrata, por sí mismo.
  2. La continua subordinación o dependencia del trabajador respecto del empleador. Esto se establece para que el trabajador se encuentre a disposición de las órdenes dadas por el empleador. Estos reglamentos y acciones deben darse de acuerdo a las labores específicas del trabajador y sin desconocer los convenios internacionales relacionados con los derechos humanos.
  3. Salario. El trabajo que realice la persona contratada debe tener una retribución que equivalga a las horas o funciones desempeñadas. Este precio se acuerda al firmar el contrato.

La sola existencia de estos tres elementos, es razón suficiente para que un contrato de trabajo sea creado. Pueden modificarse o agregarse otras condiciones, pero esto no cambia su naturaleza.

1. Para que haya contrato de trabajo se requiere que concurran estos tres elementos esenciales:

a. La actividad personal del trabajador, es decir, realizada por sí mismo;

b. La continuada subordinación o dependencia del trabajador respecto del empleador, que faculta a éste para exigirle el cumplimiento de órdenes, en cualquier momento, en cuanto al modo, tiempo o cantidad de trabajo, e imponerle reglamentos, la cual debe mantenerse por todo el tiempo de duración del contrato. Todo ello sin que afecte el honor, la dignidad y los derechos mínimos del trabajador en concordancia con los tratados o convenios internacionales que sobre derechos humanos relativos a la materia obliguen al país; y

c. Un salario como retribución del servicio.

2. Una vez reunidos los tres elementos de que trata este artículo, se entiende que existe contrato de trabajo y no deja de serlo por razón del nombre que se le dé ni de otras condiciones o modalidades que se le agreguen.

Artículo 23 del Código Sustantivo del Trabajo

Otros artículos relacionados con el contrato de trabajo

En el Código Sustantivo del Trabajo se mencionan aspectos relevantes para este tipo de contrato. Desde la definición del término, los aspectos que lo conforman, entre otros como:

  • Presunción. En el artículo 24 se habla de que, al existir cualquier relación laboral de tipo personal, se puede presumir la existencia de un contrato laboral.
  • Concurrencia. Aunque el contrato esté involucrado con otro, se pueden seguir aplicando las normas que se muestran en el Código.
  • Coexistencia. Si no se ha celebrado un contrato de exclusividad, el trabajador es libre de establecer contratos con varios empleadores.
  • Remuneración. Este es un aspecto muy importante en toda relación laboral, por eso se vuelve a mencionar en el artículo 27: Todo trabajo dependiente debe ser remunerado.
  • Utilidades y pérdidas. Si bien el trabajador debe recibir una remuneración y puede ser beneficiario de algunas utilidades adicionales del empleador, nunca será quien asuma las pérdidas de este.