Arras confirmatorias

Las arras confirmatorias son una suma de dinero que una parte entrega a la otra al celebrar un contrato, como señal y garantía del cumplimiento de las obligaciones pactadas. Si el contrato se ejecuta, este monto se abona al precio acordado.
Ideas clave
  • Las arras confirmatorias son una cantidad de dinero entregada como parte del precio de un bien o servicio, asegurando el compromiso de las partes de cumplir el contrato.
  • No tienen un carácter penalizador y su objetivo es reafirmar que el contrato se ejecutará; no se devuelven ni se compensan una vez cumplido el contrato.
  • Si una de las partes incumple el contrato, la otra puede retener las arras como compensación parcial por el incumplimiento.
  • Este tipo de arras se diferencia de las penales, que sí buscan compensar económicamente a la parte afectada por el incumplimiento del contrato.

¿Qué son las arras confirmatorias en el contexto del derecho colombiano?

Las arras confirmatorias son un concepto legal que se encuentra en el ámbito del derecho civil colombiano, específicamente en las transacciones que involucran la compraventa de bienes, ya sean muebles o inmuebles.

Este término se refiere a una cantidad de dinero o a un bien que una de las partes entrega a la otra como confirmación del contrato y señal del compromiso firme de llevar a cabo la transacción acordada.

Características principales de las arras confirmatorias

  1. Confirmación del contrato: Las arras confirmatorias actúan como una prueba y confirmación de la existencia del contrato de compra-venta y de la obligación de las partes de cumplirlo. No son una opción para desistir del contrato, sino más bien un reforzamiento del compromiso de las partes.
  2. Parte del precio: Generalmente, las arras confirmatorias son entregadas por el comprador al vendedor y se consideran como parte del precio total de la venta. Es decir, lo entregado como arras se abona al precio final que el comprador debe pagar.
  3. Sin derecho a retracto: A diferencia de las arras penitenciales, las arras confirmatorias no le dan a ninguna de las partes la opción de arrepentirse del contrato pagando una penalización. En el caso de las arras confirmatorias, si alguna de las partes decide no cumplir con el contrato, debe responder por los daños y perjuicios causados, sin que la entrega de las arras funcione como compensación o penalidad.

Si los contratantes estipularen que la venta de otras cosas que las enumeradas en el inciso 2o. del artículo precedente, no se repute perfecta hasta el otorgamiento de escritura pública o privada, podrá cualquiera de las partes retractarse mientras no se otorgue la escritura o no haya principiado la entrega de la cosa vendida.

Artículo 1858 del Código Civil de Colombia

Implicaciones legales de las arras confirmatorias

Las arras confirmatorias están reguladas por el Código Civil Colombiano y su manejo incorrecto o el incumplimiento de las obligaciones asociadas puede llevar a litigios.

Si expresamente se dieren arras como parte del precio, o como señal de quedar convenidos los contratantes, quedará perfecta la venta, sin perjuicio de lo prevenido en el artículo 1857, inciso 2o.

No constando alguna de estas expresiones por escrito, se presumirá de derecho que los contratantes se reservan la facultad de retractarse según los dos artículos precedentes.

Artículo 1861 del Código Civil de Colombia

Por ello, es crucial que ambos contratantes entiendan plenamente su significado y las consecuencias de su aplicación antes de acordar su uso en un contrato de compraventa.

En caso de incumplimiento de las condiciones del contrato por alguna de las partes, la otra parte puede reclamar ante los tribunales no sólo la ejecución del contrato, sino también una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados por el incumplimiento. Este aspecto subraya la importancia de las arras como una garantía de seriedad en la transacción.

Conclusión

Las arras confirmatorias son una herramienta legal valiosa en las transacciones de compraventa en Colombia, proporcionando seguridad y confirmación del compromiso entre las partes.

Sin embargo, dado su carácter irrevocable y su función como parte del precio, es esencial manejarlas con cuidado y plena consciencia de sus implicaciones legales. Siempre es recomendable contar con la asesoría de un abogado antes de proceder con su implementación en cualquier contrato para evitar complicaciones futuras.