Sociedad conyugal

La sociedad conyugal es un régimen patrimonial del matrimonio donde los bienes adquiridos durante el matrimonio y las deudas contraídas por cualquiera de los cónyuges se administran conjuntamente. El marido actúa como administrador, pero la mujer conserva ciertos derechos sobre sus bienes propios y sobre la administración del patrimonio común.
Ideas clave
  • La sociedad conyugal está regulada en el Código Civil de Chile, específicamente en el Libro IV, Título XXII.
  • En Chile, la mujer conserva la propiedad de sus bienes propios, pero su administración suele corresponder al marido, salvo ciertas excepciones.
  • La mujer puede administrar los bienes comunes si el marido está incapacitado o ausente, y puede gestionar sus bienes reservados adquiridos con su trabajo.
  • Los derechos de la mujer incluye el derecho a alimentos, a proteger sus bienes y a administrar sus bienes reservados.
  • El marido está obligado a proporcionar alimentos a la mujer e hijos comunes y administrar el patrimonio común con diligencia.
  • La sociedad conyugal puede disolverse por divorcio, separación judicial, muerte de un cónyuge, nulidad del matrimonio o cambio de régimen patrimonial.
  • Al disolverse la sociedad conyugal, se procede a la liquidación, que incluye inventario de bienes, pago de deudas y distribución del patrimonio restante.
  • Los bienes comunes se distribuyen entre los cónyuges o sus herederos conforme a las normas del Código Civil.

¿Qué es la sociedad conyugal?

La sociedad conyugal es uno de los regímenes patrimoniales del matrimonio en Chile. Este régimen establece que los bienes adquiridos durante el matrimonio y las deudas contraídas por cualquiera de los cónyuges se administran conjuntamente.

La sociedad conyugal se forma automáticamente al momento de contraer matrimonio, a menos que los contrayentes opten por otro régimen patrimonial, como la separación de bienes o la participación en los gananciales en las capitulaciones matrimoniales.

A falta de pacto en contrario se entenderá, por el mero hecho del matrimonio, contraída la sociedad conyugal con arreglo a las disposiciones de este título.

Artículo 1718 del Código Civil de Chile

¿Dónde se regula la sociedad conyugal en Chile?

La regulación de la sociedad conyugal se encuentra principalmente en el Código Civil de Chile, específicamente en el Libro IV, Título XXII. Aquí se detallan las normas sobre la administración de los bienes comunes y propios, las responsabilidades de cada cónyuge y las condiciones bajo las cuales se puede disolver la sociedad conyugal.

Se conocen con el nombre de capitulaciones matrimoniales las convenciones de carácter patrimonial que celebren los esposos antes de contraer matrimonio o en el acto de su celebración.

En las capitulaciones matrimoniales que se celebren en el acto del matrimonio, sólo podrá pactarse separación total de bienes o régimen de participación en los gananciales. Tratándose de cónyuges del mismo sexo se estará a lo dispuesto en el inciso siguiente.

Los esposos del mismo sexo podrán celebrar capitulaciones matrimoniales, pero en caso alguno podrán pactar el régimen de sociedad conyugal.

Artículo 1715 del Código Civil de Chile

Administración de la sociedad conyugal

En la sociedad conyugal, el marido generalmente actúa como administrador del patrimonio común. Sin embargo, existen ciertas limitaciones y obligaciones respecto a esta administración:

  1. Bienes comunes: son aquellos adquiridos durante el matrimonio, excluyendo las donaciones, herencias y legados recibidos por uno de los cónyuges. Estos bienes son administrados por el marido, pero con restricciones que protegen los intereses de la mujer.
  2. Bienes propios del marido: incluyen los bienes que el marido tenía antes del matrimonio y los que adquiere por herencia, donación o legado durante el matrimonio.
  3. Bienes propios de la mujer: la mujer conserva la propiedad de los bienes que tenía antes del matrimonio y los que adquiere por herencia, donación o legado. Sin embargo, la administración de estos bienes corresponde al marido, aunque la mujer tiene ciertos derechos para proteger su patrimonio.
  4. Administración extraordinaria: la mujer puede administrar los bienes comunes en caso de incapacidad del marido o si este se encuentra ausente. Además, la mujer tiene derecho a administrar sus propios bienes reservados, es decir, los bienes adquiridos con el producto de su trabajo o industria separados.

Derechos y obligaciones de los cónyuges

Derechos de la mujer:

  • Derecho a alimentos: la mujer tiene derecho a recibir alimentos del marido, lo cual incluye todo lo necesario para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica.
  • Derecho a la protección de sus bienes: la mujer puede solicitar la separación de bienes si el marido administra mal el patrimonio común o sus bienes propios.
  • Derecho a la administración de sus bienes reservados: la mujer tiene el derecho de administrar los bienes adquiridos con su trabajo o industria separada.

La mujer, no obstante la sociedad conyugal, podrá renunciar su derecho a los gananciales que resulten de la administración del marido, con tal que haga esta renuncia antes del matrimonio o después de la disolución de la sociedad.

Lo dicho se entiende sin perjuicio de los efectos legales de la participación en los gananciales, de  la separación de bienes y del divorcio.

Tratándose del régimen de participación en los gananciales debe estarse a lo preceptuado en el Título XXII-A del Libro Cuarto.

Artículo 1719 del Código Civil de Chile

Obligaciones del marido:

  • Deber de proporcionar alimentos: el marido debe proporcionar alimentos a la mujer y a los hijos comunes.
  • Deber de administrar el patrimonio común con diligencia: el marido debe administrar el patrimonio común y los bienes propios de la mujer de manera prudente y responsable.

Disolución de la sociedad conyugal

La sociedad conyugal se disuelve por las siguientes causas:

  1. Divorcio: al decretarse el divorcio, se procede a la liquidación del patrimonio común.
  2. Separación judicial: la separación judicial implica la liquidación de la sociedad conyugal.
  3. Muerte de uno de los cónyuges: con la muerte de uno de los cónyuges, se disuelve la sociedad conyugal y se procede a la partición de los bienes.

La sociedad conyugal se disuelve:

1º. Por la disolución del matrimonio;

2º. Por la presunción de muerte de uno de los cónyuges, según lo prevenido en el título Del principio y fin de las personas;

3º. Por la sentencia de separación judicial o de separación total de bienes: si la separación es parcial, continuará la sociedad sobre los bienes no comprendidos en ella;

4º. Por la declaración de nulidad del matrimonio;

5º. Por el pacto de participación en los gananciales o de separación total de bienes, según el Título XXII-A del Libro Cuarto y el artículo 1723.

Artículo 1764 del Código Civil de Chile

Liquidación de la sociedad conyugal

Al disolverse la sociedad conyugal, se debe proceder a su liquidación, que consiste en dividir el patrimonio común entre los cónyuges o sus herederos. El proceso incluye:

  • Inventario de bienes: se realiza un inventario de todos los bienes comunes y propios.

Disuelta la sociedad, se procederá inmediatamente a la confección de un inventario y tasación de todos los bienes que usufructuaba o de que era responsable, en el término y forma prescritos para la sucesión por causa de muerte.

Artículo 1765 del Código Civil de Chile

  • Pago de deudas: se pagan las deudas comunes y, en su caso, las deudas propias de cada cónyuge.

El marido es responsable del total de las deudas de la sociedad; salvo su acción contra la mujer para el reintegro de la mitad de estas deudas, según el artículo precedente.

Artículo 1778 del Código Civil de Chile

  • Distribución de bienes: se distribuyen los bienes restantes conforme a las normas del Código Civil.

Conclusión

La sociedad conyugal es un régimen patrimonial que implica una administración conjunta de los bienes adquiridos durante el matrimonio. Aunque el marido suele actuar como administrador principal, la ley chilena establece mecanismos para proteger los derechos de la mujer y asegurar una administración diligente del patrimonio común. La disolución de este régimen puede ocurrir por diversas causas, cada una con procedimientos específicos para la liquidación del patrimonio.

Categorías: Derecho de Familia