Nulidad de matrimonio

La nulidad de matrimonio es una situación legal en la que se declara que un matrimonio es inválido desde su inicio, como si nunca hubiera existido. A diferencia del divorcio, que pone fin a un matrimonio válido, la nulidad implica que el matrimonio nunca cumplió con ciertos requisitos esenciales desde el principio.

En general, hay razones específicas que pueden conducir a la nulidad. Algunas de las razones comunes para declarar la nulidad de un matrimonio incluyen: inexistencia de consentimiento, incapacidad legal, bigamia, falta de consumación, etc.

Las personas que buscan la nulidad de su matrimonio generalmente deben presentar una petición ante un tribunal y proporcionar pruebas de que se cumplen los criterios legales para la nulidad.

Nulidad de matrimonio en Chile

En Chile, según el Capítulo V de la Ley 19.947 de Matrimonio Civil, la nulidad es «un proceso legal que deja sin efecto el matrimonio y que se produce cuando una o ambas partes incurrieron en una falta que violó las reglas o leyes bajo las cuales pueden contraer matrimonio dos personas». .

Solicitud de anulación

La acción de nulidad matrimonial puede ser solicitada por cualquiera de los cónyuges. Para ello, se deberá interponer una demanda de nulidad ante el Tribunal de Familia correspondiente. Después, el juez de familia realizará una audiencia preparatoria y un juicio donde se decretará la nulidad del matrimonio.

Con la sentencia de nulidad dictada y el certificado de ejecutoria, se debe inscribir la nulidad de matrimonio en las oficinas del Registro Civil e Identificación.

Al respecto, el artículo 50 de la Ley 19.947 señala que «la nulidad produce sus efectos desde la fecha en que queda ejecutoriada la sentencia que la declara, retrotrayéndose las partes al estado en que se encontraban al momento de contraer el vínculo matrimonial».

Causas de nulidad

Un matrimonio se declarará nulo sólo si se presenta alguna de las siguientes causas legales para anular el matrimonio:

  • Bigamia o matrimonio anterior: si una de las partes ya estaba casada cuando se contrajo matrimonio, no solo se puede pedir la nulidad, sino que además se podrá demandar por el delito de bigamia; castigándose incluso con cárcel.
  • Menor de 16 años: si uno o ambos cónyuges son menores de 16 años, se podrá solicitar la nulidad del matrimonio. De acuerdo con la ley, solo pueden casarse los mayores de 18 años, o de 16 años (con el consentimiento de sus padres).
  • Incapacidad de alguno de los contrayentes: por un vínculo previo no disuelto, hallarse sin uso de razón, carecer de suficiente juicio, por no poder expresar la voluntad, o por consanguinidad o afinidad.
  • Trastorno psicológico: en el caso de que una de las partes del matrimonio tenga una enfermedad psicológica que lo inhabilite para cumplir con las obligaciones y compromisos del matrimonio.
  • Falta de juicio: es el caso de las personas que no tienen el juicio ni la capacidad de comprender y comprometerse con lo que implica el matrimonio. Por ejemplo, una persona con una enfermedad cognitiva que afecta su intelecto.
  • Expresión de voluntad: si se corrobora que una de las partes no podía expresar su voluntad de manera oral, escrita o lenguaje de señas (por una discapacidad, por ejemplo), entonces se puede solicitar la nulidad.
  • Parientes: podrá solicitarse la nulidad de un matrimonio contraído entre parientes cercanos como padres e hijos o hermanos, ya que la ley no permite que familiares contraigan matrimonio.
  • Crimen: esta es una causa bastante excepcional, pues impide que el culpable de algún delito contra uno de los cónyuges se case con el otro cónyuge.
  • Incompetencia del oficial del registro civil: ocurre cuando el oficial que celebró el matrimonio ejerció sin los poderes que le transfiere la ley. Es decir, cuando el oficial falsifica su identidad y ejerce sin los correspondientes permisos.
  • Error en la identidad: se podrá solicitar la nulidad si existe algún error en la identidad de algunos de los contrayentes. Por ejemplo, que se hayan entregado documentos o datos falsos a la hora de casarse.
  • Testigos: los matrimonios deben realizarse con dos testigos hábiles. Si el matrimonio no se efectuó con los dos testigos, o bien los testigos no cumplían con los requisitos establecidos por la ley, podrá solicitarse la nulidad matrimonial.