Homicidio por omisión

El homicidio por omisión se refiere a la muerte causada por la falta de acción de una persona que tenía el deber legal de evitarla. En este tipo de homicidio, la responsabilidad recae en la inacción culpable que resulta en la muerte de otro.
Ideas clave
  • En Chile, se regula en el artículo 391 del Código Penal, que contempla el homicidio en general y aplica el concepto de omisión a través de la doctrina y jurisprudencia.
  • En Chile, para que haya homicidio por omisión, la persona debe tener un deber legal o contractual específico de proteger la vida y debe tener la capacidad real de actuar para prevenir la muerte.
  • Para que se cometa este tipo de homicidio debe existir un vínculo claro entre la omisión y la muerte, demostrando que la acción habría evitado el resultado fatal.
  • El homicidio doloso por omisión se produce cuando la persona tiene la intención de causar la muerte o acepta el riesgo de que su inacción resulte en la muerte.
  • El homicidio culposo por omisión ocurre cuando la muerte es resultado de negligencia o imprudencia sin intención de causar daño.
  • Las penas del delito de homicidio por omisión varían desde presidio menor en casos culposos hasta presidio mayor o perpetuo en casos de homicidio simple o calificado.

¿Qué es el homicidio por omisión?

El homicidio por omisión se refiere a la situación en la cual una persona causa la muerte de otra no mediante una acción directa, sino a través de la inacción o falta de cumplimiento de un deber legal. En otras palabras, se produce cuando alguien, que tenía la obligación de actuar para evitar un daño, no lo hace, y esa omisión resulta en la muerte de una persona.

¿Dónde se regula el homicidio por omisión en el derecho chileno?

En el derecho chileno, el homicidio por omisión se regula principalmente en el artículo 391 del Código Penal, que tipifica el homicidio y sus diversas formas. Aunque el artículo no menciona explícitamente la omisión, la doctrina y la jurisprudencia han interpretado que la omisión puede ser equiparada a la acción cuando existe un deber específico de actuar.

El que mate a otro y no esté comprendido en los artículos 390, 390 bis y 390 ter, será penado:

1.° Con presidio mayor en su grado máximo a presidio perpetuo, si ejecutare el homicidio con alguna de las circunstancias siguientes:

Primera.- Con alevosía.

Segunda.- Por premio o promesa remuneratoria, o por beneficio económico o de otra naturaleza en provecho propio o de un tercero.

Tercera.- Por medio de veneno.

Cuarta.-  Con ensañamiento, aumentando deliberada e inhumanamente el dolor al ofendido.

Quinta.-  Con premeditación conocida.

2.º Con presidio mayor en su grado medio a máximo en cualquier otro caso.

Artículo 391 del Código Penal de Chile

Requisitos para el homicidio por omisión

Para que se configure el homicidio por omisión en Chile, deben cumplirse ciertos requisitos:

  • Posición de garante: la persona debe tener una obligación legal o contractual de proteger el bien jurídico vida. Esta obligación puede surgir de varias fuentes, como la ley, un contrato, la asunción de un deber por circunstancias específicas, o la creación de un riesgo previo.
  • Capacidad de acción: la persona debe tener la capacidad real y efectiva de actuar para evitar el resultado. No se puede imputar la omisión a alguien que, aun teniendo el deber, no tenía la posibilidad de evitar el daño.

Están exentos de responsabilidad criminal:

(...)

12.° El que incurre en alguna omisión, hallándose impedido por causa legítima o insuperable.

(...)

Artículo 10 del Código Penal de Chile

  • Nexo causal: debe existir un vínculo claro y directo entre la omisión y la muerte. Es decir, debe demostrarse que, de haberse actuado, la muerte se habría evitado.
  • Voluntariedad: la omisión debe ser consciente y voluntaria. No basta con la mera negligencia, sino que debe probarse que la persona deliberadamente optó por no actuar.

Tipos de homicidio por omisión

El homicidio por omisión puede clasificarse según el grado de culpabilidad del omisor:

  • Homicidio doloso por omisión: ocurre cuando la persona tiene la intención de causar la muerte a través de su inacción o acepta que su omisión puede llevar a la muerte de otro.

Las acciones u omisiones que cometidas con dolo o malicia importarían un delito, constituyen cuasidelito si sólo hay culpa en el que las comete.

Artículo 2 del Código Penal de Chile

  • Homicidio culposo por omisión: se configura cuando la muerte resulta de la negligencia o imprudencia del omisor, quien, teniendo el deber de actuar, no lo hace, pero sin la intención de causar daño.

Ejemplos de homicidio por omisión

Para ilustrar mejor el concepto, a continuación se presentan algunos ejemplos de homicidio por omisión:

  • Padres y cuidadores: si un padre o cuidador no proporciona alimentos o atención médica necesaria a un menor bajo su cuidado, y esto resulta en la muerte del menor, se considera homicidio por omisión.
  • Médicos: un médico que, estando de turno, se niega a atender una emergencia médica que está dentro de sus competencias, y como resultado de esa inacción, el paciente muere.
  • Responsables de seguridad: un socorrista que, estando presente en una piscina, no interviene para salvar a una persona que se está ahogando, puede ser acusado de homicidio por omisión si esa inacción lleva a la muerte de la persona.

Consecuencias legales del homicidio por omisión

Las penas para el homicidio por omisión en Chile varían según si se trata de homicidio simple, calificado o culposo:

  • Homicidio simple: se sanciona con presidio mayor en su grado medio a máximo (10 a 20 años).
  • Homicidio calificado: considerado más grave por las circunstancias en las que se comete (por ejemplo, con premeditación), se sanciona con presidio mayor en su grado máximo a presidio perpetuo calificado.

El que conspire para cometer el delito de homicidio calificado previsto en los términos del artículo 391 N° 1°, circunstancia segunda, será castigado con la pena de presidio menor en su grado máximo.

(...)

Artículo 391 bis del Código Penal de Chile

  • Homicidio culposo: se sanciona con una pena menor, generalmente presidio menor en su grado medio a máximo (541 días a 5 años), dependiendo de la gravedad de la negligencia.

Conclusión

El homicidio por omisión es una figura compleja del derecho penal chileno que destaca la importancia de ciertos deberes de acción. Para que se configure, es necesario que el omisor tenga una posición de garante y la capacidad de actuar para evitar el resultado fatal. La omisión debe ser consciente y voluntaria, y debe existir un nexo causal claro entre la inacción y la muerte. Las penas varían según la intención y las circunstancias del caso, reflejando la gravedad del incumplimiento del deber legal.

Categorías: Delitos,Derecho Penal

Consultas sobre homicidio por omisión