¿Se puede retirar una denuncia por violencia familiar?

En Chile, se puede retirar una denuncia por violencia intrafamiliar bajo ciertas circunstancias, aunque el proceso y las consecuencias dependen de la etapa en que se encuentra el proceso judicial y de la naturaleza de los hechos denunciados.

Una vez que la denuncia por violencia intrafamiliar ha sido presentada, el Ministerio Público (fiscalía) tiene la responsabilidad de investigar los hechos. Si la denuncia se encuentra en la etapa de investigación, la víctima puede solicitar al fiscal a cargo que no proceda con la acción penal. Sin embargo, la decisión final recae en el fiscal, quien evaluará si existen motivos suficientes para continuar o no con la investigación, incluso sin la cooperación de la víctima.

Si el caso ya ha sido llevado a juicio, el retiro de la denuncia por parte de la víctima es menos influyente. En esta etapa, el proceso no depende únicamente de la voluntad de la víctima, pues el tribunal tiene la obligación de proteger los intereses públicos y garantizar la justicia. La ley busca prevenir que la presión o la reconciliación entre las partes afecte el curso de la justicia en casos de violencia intrafamiliar.

Es importante mencionar que, en casos de violencia intrafamiliar, existen medidas de protección que pueden ser solicitadas independientemente de que la denuncia continúe o no. Estas medidas buscan asegurar la seguridad y el bienestar de la víctima.

Conceptos relacionados