¿Se puede cobrar una deuda de hace 10 años?

En Chile, la posibilidad de cobrar una deuda depende de la prescripción extintiva aplicable a la naturaleza de la deuda. La prescripción es el término legal durante el cual se puede exigir el cumplimiento de una obligación.

Según el tipo de deuda, los plazos son los siguientes:

  • Deudas comerciales: generalmente, las deudas comerciales tienen un plazo de prescripción de cuatro años contados desde la fecha en que la deuda se hizo exigible. Esto se aplica a obligaciones derivadas de contratos comerciales.
  • Deudas civiles: las deudas civiles también prescriben en un plazo de cinco años, contados desde que la obligación se hace exigible. Esto incluye deudas derivadas de contratos civiles, como préstamos entre particulares.
  • Deudas tributarias: las deudas con el Estado, como las tributarias, tienen plazos de prescripción distintos según el tipo de tributo, generalmente cinco años desde la fecha en que se hizo exigible la obligación.

Si una deuda tiene más de 10 años, lo más probable es que haya prescrito y, por tanto, no se pueda legalmente exigir su pago. Sin embargo, es posible que la prescripción haya sido interrumpida, por ejemplo, mediante un reconocimiento de la deuda por parte del deudor o una acción judicial, en cuyo caso el plazo de prescripción se reinicia.

Para determinar con precisión la prescripción de una deuda específica, se recomienda revisar la legislación aplicable y, si es necesario, consultar con un abogado especializado en la materia.

Conceptos relacionados