Comisión por omisión

La comisión por omisión es un concepto jurídico donde una persona es responsable penalmente por no realizar una acción que estaba legalmente obligada a realizar, resultando en un resultado ilícito. Se basa en la infracción de un deber legal de actuar, transformando la omisión en un acto punible.
Ideas clave
  • En Chile, la comisión por omisión está regulada en el Código Penal, particularmente en el Título Primero del Libro I.
  • Para que se considere comisión por omisión debe haber un deber legal de actuar, capacidad de actuar, una relación de causalidad, y un resultado ilícito.
  • La comisión por omisión incluye la negligencia médica, incumplimiento de deberes familiares, y no socorrer a una persona en peligro.
  • Las sanciones por comisión por omisión pueden incluir penas de prisión, multas, y otras medidas similares a las de delitos activos.
  • El objetivo de la comisión por omisión es asegurar el cumplimiento de las obligaciones legales en situaciones críticas para proteger a la sociedad de daños por inacción injustificada.

¿Qué es la comisión por omisión?

La comisión por omisión es un concepto jurídico en el cual una persona es responsable penalmente no por un acto positivo que haya realizado, sino por la falta de acción en circunstancias donde estaba legalmente obligada a actuar.

Este tipo de comisión se basa en la premisa de que ciertas situaciones demandan una intervención específica para prevenir un resultado ilícito, y la ausencia de dicha intervención puede ser equiparada a un acto delictivo activo.

¿Dónde se regula la comisión por omisión en Chile?

En Chile, la regulación de la comisión por omisión se encuentra principalmente en el Código Penal. Específicamente, en el título primero del Libro I que trata sobre las formas en que se pueden cometer delitos y las condiciones bajo las cuales una omisión puede ser considerada como una acción delictiva.

Es delito toda acción u omisión voluntaria penada por la ley.

Las acciones u omisiones penadas por la ley se reputan siempre voluntarias, a no ser que conste lo contrario.

El que cometiere delito será responsable de él e incurrirá en la pena que la ley señale, aunque el mal recaiga sobre persona distinta de aquella a quien se proponía ofender. En tal caso no se tomarán en consideración las circunstancias, no conocidas por el delincuente, que agravarían su responsabilidad; pero sí aquellas que la atenúen.

Artículo 1 del Código Penal de Chile

Requisitos para la comisión por omisión

Para que una omisión se considere como una comisión por omisión en Chile, deben cumplirse ciertos requisitos:

  • Existencia de un deber legal de actuar: la persona debe tener una obligación legal específica de actuar en la situación concreta. Este deber puede derivar de diversas fuentes, como la ley, un contrato, una relación especial (por ejemplo, la relación entre padres e hijos) o la asunción voluntaria de responsabilidades.
  • Capacidad de actuar: el sujeto debe tener la posibilidad real de llevar a cabo la acción requerida. Si la persona no tenía los medios o la capacidad para actuar, no puede ser responsabilizada por la omisión.

Están exentos de responsabilidad criminal:

(...)

12.° El que incurre en alguna omisión, hallándose impedido por causa legítima o insuperable.

(...)

Artículo 10 del Código Penal de Chile

  • Causalidad: debe existir una relación de causalidad entre la omisión y el resultado ilícito. Es decir, la inacción debe haber sido la causa directa del daño o resultado ilícito.
  • Resultado ilícito: la omisión debe dar lugar a un resultado que sea punible por la ley. Este resultado puede ser un daño físico, material, o cualquier otro tipo de perjuicio que la ley contemple como delictivo.

Ejemplos de comisión por omisión

Negligencia médica

Un caso común de comisión por omisión es la negligencia médica. Si un médico no proporciona el tratamiento necesario a un paciente cuando estaba legalmente obligado a hacerlo, y como resultado el paciente sufre daño o muerte, el médico puede ser responsabilizado penalmente por omisión.

Incumplimiento de deberes familiares

Otro ejemplo es el incumplimiento de los deberes familiares. Un padre o madre que no brinda el cuidado y sustento necesario a su hijo puede ser penalmente responsable por la omisión de sus deberes, especialmente si esta omisión causa daño al menor.

No socorrer a una persona en peligro

En situaciones donde alguien es testigo de una emergencia y tiene la capacidad de ayudar sin poner en riesgo su propia vida, pero decide no hacerlo, esta persona puede ser responsabilizada por la omisión si la ley establece un deber de socorro.

Consecuencias penales de la comisión por omisión

Las consecuencias penales de la comisión por omisión pueden ser similares a las de una comisión activa del delito. Dependiendo de la gravedad del resultado y la naturaleza del deber incumplido, las sanciones pueden incluir penas de prisión, multas, inhabilitación para el ejercicio de ciertas profesiones o cargos, entre otras medidas previstas en el Código Penal.

Conclusión

La comisión por omisión es un mecanismo jurídico que busca asegurar que las personas cumplan con sus deberes legales de actuar en determinadas situaciones. Al equiparar la omisión a una acción delictiva cuando se cumplen ciertos requisitos, la ley chilena procura proteger a la sociedad de los daños que pueden surgir de la inacción injustificada.

Entender los elementos y las consecuencias de este concepto es crucial tanto para los profesionales del derecho como para el público general, para asegurar el cumplimiento de las obligaciones legales y evitar la comisión de delitos por omisión.

Categorías: Delitos,Derecho Penal