Certificado de siniestralidad

El certificado de siniestralidad detalla los accidentes y sucesos similares en los que se han visto implicados los vehículos asegurados durante un periodo de tiempo específico. Esta información puede ser utilizada por las compañías de seguros para determinar el riesgo asociado a una persona o empresa, es decir, permite a las aseguradoras ofrecer una prima adecuada para los seguros de vehículos.

Se trata de un documento que las compañías de seguro valoran cuando alguien solicita una póliza de seguro. En él se refleja el historial del conductor en los últimos 5 años, por lo que influye en la concepción que las aseguradoras hagan y, por ello, en el precio de la póliza.

¿Qué datos aparecen en el certificado de siniestralidad?

La información que aparece en este certificado es de gran interés para las aseguradoras, pues les permite conocer el tipo de conductor. En el documento se expresa:

  • Datos del solicitante.
  • Siniestros en carretera de los últimos 5 años, solo aquellos en que ha sido declarado culpable el conductor.

¿Cuándo es necesario?

Toda persona que desee contratar una póliza de seguros o cambiar su compañía aseguradora necesita el certificado de siniestralidad. Este documento es requerido para conocer la conducta en el papel de conductor y evaluar en qué condiciones se otorgará la póliza.

¿Cómo solicitar el certificado de siniestralidad?

El interesado debe pedir a su compañía aseguradora que le entreguen el certificado de siniestralidad. Dependiendo de la aseguradora habrá diferentes modalidades para acceder, por lo que es recomendable consultar con su asesor o en la entidad de manera directa.

Las opciones más frecuentes para entrega del certificado de siniestralidad son:

  1. Por correo electrónico.
  2. Por burofax.
  3. En las oficinas de la compañía de forma personal.

Documentación

La persona interesada en acceder al certificado, sea personalmente o mediante representante, debe presentar la siguiente documentación:

  • Nombres y apellidos completos.
  • Documento que acredite su identidad, DNI o NIE, número y copia.
  • Indicación del derecho a ejercitar.
  • Mencionar el sistema para el cual se solicita.
  • Datos para la remisión del certificado de siniestralidad.

En los casos de personas jurídicas que lo soliciten mediante representante legal, será requisito presentar:

  • Una copia del CIF de la entidad jurídica.
  • Copias de los permisos que posean los vehículos con sus pólizas en vigor.
  • Copia del documento que acredite los poderes del representante.

Registro SINCO

Un gran número de compañías de seguros comparten su información en el Registro SINCO. Se conoce con ese nombre al Fichero Histórico del Seguro del Automóvil cuya regulación corresponde a Tecnologías de la Información y Redes para las Entidades Aseguradoras S.A. (TIREA).

Este es un fichero en el cual se pueden consultar los historiales de siniestros en vías y carreteras, de manera online. A este fichero tienen acceso las propias aseguradoras que forman parte del Registro SINCO.

Para realizar la consulta solo necesitarán contar con los siguientes datos:

  • DNI del interesado en obtener el certificado.
  • Número de póliza de la compañía de seguros de origen.
  • Número de matrícula del vehículo asegurado.

Plazos

Una vez que el interesado esté convencido en realizar un cambio de entidad aseguradora, no debe dejar pasar el tiempo. La emisión del certificado puede demorar alrededor de 15 días hábiles y si no lo prevé podría quedar descubierto o tener que renovar por un año más la póliza vigente.

Efectos del certificado de siniestralidad

La información relativa a los siniestros en que el conductor haya sido declarado culpable, tiene efectos directos sobre el precio y las condiciones de contratación de la póliza que decida contratar. Las compañías evalúan estos datos y ponen un precio en función a la posibilidad de futuros siniestros que podrían llegar a afrontar.

Dependiendo de la cantidad y tipo de siniestros que aparezcan en el certificado, las aseguradoras clasifican el tipo de conductor. Vinculado a esta clasificación se designa el precio de la póliza.

  • Malos: los conductores con mayor cantidad de incidentes en vías y carreteras, en los que hayan sido culpables y en cuyos casos la póliza aumenta.
  • Neutros: son aquellos conductores con un índice de siniestralidad bajo, a los cuales se les aplica el valor normal de la póliza de seguros.
  • Buenos: los conductores que no poseen antecedentes negativos en el certificado de siniestralidad y que suelen ser premiados con una disminución en el importe de la póliza.

Regulación

El certificado de siniestralidad como los ficheros de siniestros en su generalidad están regulados por el Real Decreto Legislativo 6/2004, de 29 de octubre. En esta norma se aprueba el texto refundido de la Ley de Ordenación y Supervisión de los seguros privados. Básicamente determina que:

  • Las aseguradoras están facultadas para establecer ficheros comunes con datos de carácter personal.
  • La información publicada será de utilidad para la tarificación y selección de riesgos como para la elaboración de estudios de técnica aseguradora.
  • La cesión de datos que las aseguradoras hacen a los ficheros no requiere del consentimiento previo de los involucrados, pero sí deben estos estar notificados.
  • La notificación a los afectados debe incluir los fines y responsables para el libre ejercicio de los derechos de acceso, rectificación y cancelación.

Diferencias entre conceptos

Llegados a este punto, es importante no confundir lo siguiente:

  • El certificado de siniestralidad con el informe de antecedentes del vehículo. Mientras el primero hace referencia a la culpabilidad del conductor en siniestros, el segundo ofrece información específica sobre un vehículo.
  • SINCO con FIVA. El primero es un fichero común en el que las aseguradoras comparten información y no es obligatorio, el segundo es el fichero de intercambio de autos asegurados en el que todas las compañías están obligadas a participar.

Conclusión

El certificado de siniestralidad es un documento que las aseguradoras solicitan cuando se va a contratar una póliza. Es el historial de siniestros en los cuales el conductor fue declarado culpable en los últimos 5 años y cada compañía tiene la obligación de emitir cuando se lo solicitan.

Existe además un fichero común, SINCO, en el que un gran número de compañías comparten los datos y tienen acceso a la información de manera online.

Si se tiene decidido realizar un cambio de compañía de seguros, es importante prever los plazos de demora de la emisión del certificado de siniestralidad que puede ser unos 15 días hábiles.

La información que se compruebe permite a las aseguradoras determinar la clase de conductor y las tarifas que se fijarán para la póliza. Es posible tener un aumento o reducción de hasta un 50% del valor normal dependiendo del índice de siniestralidad.

¿Buscas abogado especialista en derecho civil?

Te ayudamos a encontrar abogado civilista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado civil

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado