Cédula urbanística

La cédula urbanística consiste en una especie de documento o título emitido por el área de urbanismo y vivienda del ayuntamiento, correspondiente a la jurisdicción donde se ubica una finca, parcela o solar. Este instrumento de información valida tanto el régimen urbanístico como las condiciones correspondientes al terreno en cuestión.

Es necesario señalar que, a pesar de tratarse de un documento emitido por un organismo legal, este no le confiere ningún derecho al solicitante ni implica obligación alguna por parte del ayuntamiento.

¿Buscas abogado especialista en derecho urbanístico?

Te ayudamos a encontrar abogado urbanístico de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado urbanístico

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado

Sin embargo, si la información proporcionada en la cédula urbanística no se ajusta a la ordenación aplicable y dicha información causa daños o perjuicios que afecten al correcto funcionamiento de los servicios municipales, la administración podría ser obligada a indemnizar al afectado.

Por tanto, es esencial verificar la exactitud de la información contenida en la cédula urbanística para evitar posibles conflictos en el futuro. Asimismo, la naturaleza del documento siempre será meramente informativa.

¿Para qué sirve la cédula urbanística?

El documento permite determinar si es legal construir en la zona en cuestión y, en caso afirmativo, ofrece detalles sobre qué tipo de edificación se puede llevar a cabo. De esta manera, se asegura la originalidad del contenido proporcionado.

Es un requisito fundamental para la adquisición de una vivienda de primera mano. La razón es que acredita la legalidad urbanística de la construcción y garantiza que cumple con la normativa vigente, proporcionando seguridad y tranquilidad al comprador. En este sentido, la cédula es considerada indispensable para llevar a cabo cualquier transacción inmobiliaria de forma transparente.

Pasos para solicitar la cédula urbanística

Para solicitar la cédula urbanística es necesario realizar una consulta previa que proporcione una descripción detallada y gráfica de los datos catastrales de la propiedad inmobiliaria correspondiente.

Después de haber obtenido la consulta, se debe acudir a la oficina de urbanismo del ayuntamiento correspondiente para completar la solicitud de la cédula urbanística con todos los campos y datos requeridos. Es fundamental abonar el pago del impreso de autoliquidación de la tasa en alguno de los bancos indicados.

Plazos

Si la solicitud no se presenta completa con todos los documentos solicitados, se puede poner a disposición un periodo de al menos 10 días hábiles para completarla o entregar los documentos que han sido requeridos. Si se incumple, la solicitud se archivará.

El plazo estimado para obtener el certificado es de unos 15 días, aunque ocasionalmente puede tardar hasta un mes. El plazo comienza desde el momento en que se presenta la solicitud en el Registro de Gerencia Municipal de Urbanismo.

Es importante tener en cuenta que la información contenida en la cédula urbanística es válida solo a partir del momento en que se emite y mientras no se modifiquen las normativas que afectan a la propiedad.

Además, la expedición de la cédula no puede exceder los 3 meses para los trámites en los que se requiere su presentación. En consecuencia, es factible hacer una solicitud nueva de la cédula urbanística o pedir una ratificación de la información en caso de que sea necesario.

Documentación necesaria

Para solicitar la cédula urbanística, se deberá presentar:

  • Una fotocopia del DNI, en el caso de personas físicas.
  • En caso de personas jurídicas, deben proporcionar tanto su Número de Identificación Fiscal (NIF) como su acta constitutiva. Adicionalmente, el representante legal tendrá que presentar una copia de su DNI y los documentos que acrediten su cargo. De esta manera se garantiza la originalidad del proceso.
  • Es necesario presentar la solicitud de la cédula urbanística aprobada por el Ayuntamiento, la consulta de los datos catastrales del inmueble en cuestión, y la carta de pago impresa que acredita el pago de la tasa correspondiente.
  • La carpeta de Cédula Urbanística también es necesaria, la cual debe contener los datos completos de la finca y los planos que demuestran su situación. Para este último requisito se requerirán dos copias de los planos correspondientes. Una de ellas deberá ser a escala 1/5000 y se basará en el plano de ordenación presentado. La otra copia deberá ser a escala 1/1000, 1/2000 o 1/5000, en caso de tratarse de suelo habitable o no habitable, y a escala 1/500 si se trata de suelo urbano.

Carácter jurídico

En este sentido, se aborda la situación de los instrumentos de gestión territorial y urbanística, así como la delimitación de los ámbitos de actuación de dichos instrumentos. También se lleva a cabo una evaluación para determinar el nivel de adquisición de habilidades y el cumplimiento de las obligaciones urbanísticas correspondientes, con el objetivo de garantizar la originalidad del proceso.

En cuanto al régimen del suelo, se analizan diversos aspectos como el tipo de suelo, las dimensiones de la parcela y su ubicación. También se tiene en cuenta la condición de la construcción y otros factores.

Regulaciones de la cédula urbanística

El Texto Refundido de la Ley de Suelo, en su artículo 5.d, establece el derecho de los ciudadanos a recibir por escrito y en un corto plazo, información por parte de la administración competente sobre las condiciones y regulaciones urbanísticas que se aplican a una propiedad específica.

La legislación reguladora establece los términos en los que se debe proporcionar esta información a través de la cédula urbanística, la cual contiene las condiciones urbanísticas de la finca en cuestión.

La ley dictamina que es responsabilidad de la Administración competente diseñar el documento informativo para los ciudadanos, utilizando el planeamiento aplicable a la finca en cuestión.

Plan de Ordenación Urbana

El otorgamiento de la cédula urbanística por parte del ayuntamiento requiere la creación de un PGOU por sus siglas: Plan General de Ordenación Urbana. Este documento tiene la misión de estudiar y analizar el suelo para así poder clasificarlo en el régimen jurídico correspondiente.

El PGOU determina los elementos principales de la estructura general seleccionada para la planificación urbanística del área, sigue el programa para su ejecución y desarrollo, y establece una duración mínima de validez para el mismo. De esta manera, se asegura la originalidad del proceso de planificación.

¿Buscas abogado especialista en derecho urbanístico?

Te ayudamos a encontrar abogado urbanístico de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado urbanístico

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Consultar abogado