Calumnia

La calumnia es un delito contra el honor regulado en el Código Penal. El artículo 205 la define de la siguiente forma: “es calumnia la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad”.

Según Wikipedia, “la calumnia consiste en la imputación falsa a una persona de la comisión de un hecho que la ley califique como delito, a sabiendas de que éste no existe o de que el imputado no es el que lo cometió”.

Calumnia

La calumnia es un delito que consiste en acusar falsamente a una persona de un delito sabiendo que en realidad tal delito no existe.

El delito de calumnia se castigará con penas de prisión de 6 meses a 2 años o multa de 12 a 24 meses siempre y cuando se propague con publicidad (por medio de la imprenta, la radiodifusión o cualquier otro medio de eficacia similar como Internet). En caso contrario, la pena será de multa de 6 a 12 meses.

¿Cómo se denuncia el delito de calumnia?

El delito de calumnia sólo puede ser denunciado mediante una querella criminal de la persona afectada por el delito, o bien por su representante legal.

Por lo tanto, la calumnia forma parte de los delitos privados y en estos delitos no basta con la mera denuncia del afectado.

¿Puede quedar exento el acusado de calumnia?

La realidad es que sí. El acusado por este delito podrá quedar exento de la pena correspondiente siempre y cuando pruebe el hecho criminal (demostrando la verdad de las imputaciones realizadas).

Esta causa por la que se puede quedar exento de la responsabilidad penal ante una calumnia se denomina exceptio veritatis, y se encuentra establecido en el artículo 207 del Código Penal.

¿Qué diferencia existe entre calumnia e injuria?

Tanto la calumnia como la injuria son delitos contra el honor. A pesar de que ambos conceptos poseen ciertas semejanzas, se trata de dos figuras diferentes.

La diferencia fundamental entre ambas consiste en que en la calumnia los hechos que se imputan deben tener la condición de delitos, mientras que en la injuria se trata de ofensas no consideradas delitos.

Asimismo, se diferencian en que la calumnia es un delito más grave y posee penas mayores que la injuria.