Bienes gananciales

Los bienes gananciales son los que pertenecen a ambos cónyuges en un matrimonio. Según el artículo 1.344 del Código Civil de España en la sociedad de gananciales: “se hacen comunes para los cónyuges las ganancias o beneficios obtenidos indistintamente por cualquiera de ellos”. Esto constituye su principal característica, y además para disponer de los bienes gananciales se requiere la aceptación del otro cónyuge.

Se trata de un régimen económico matrimonial que actúa como supletorio en España (exceptuando algunas Comunidades Autónomas), es decir, si el matrimonio no expresa lo contrario a través de capitulaciones matrimoniales se entenderá que el régimen matrimonial es el de gananciales por defecto.

Por ello, es el régimen más habitual, pero no siempre el más adecuado. En ocasiones, la separación de bienes (régimen alternativo al de gananciales) puede resultar más beneficiosa.

Tras una separación o un divorcio, el régimen matrimonial quedará disuelto y los bienes serán asignados en partes iguales a ambos cónyuges (puedes leer más sobre la liquidación del régimen económico matrimonial aquí). No obstante, en este régimen económico existen tanto bienes gananciales como privativos (pertenecen a un solo cónyuge dentro del matrimonio).

¿Qué bienes se consideran gananciales?

En concreto, algunos de los bienes gananciales más destacados, regulados en el artículo 1.347 y siguientes del Código Civil, son los siguientes:

  1. Las remuneraciones obtenidas por el trabajo o la industria de cualquiera de las dos partes.
  2. Las rentas o intereses producidos por un bien privativo o por uno ganancial.
  3. Las empresas y establecimientos que hayan sido fundados por cualquiera de los cónyuges sin contar con los bienes comunes. En caso de que concurran capital privativo y capital ganancial, según el artículo 1.354, corresponderán pro indiviso (bienes sin dividir).
  4. Los bienes obtenidos a título oneroso (ha habido que pagar por ellos) bien para uno o para los dos cónyuges.
  5. Los bienes donados o heredados por los cónyuges conjuntamente.

¿Qué bienes son privativos dentro del régimen económico de bienes gananciales?

Los bienes privativos son todos aquellos que, aun siendo un matrimonio basado en el régimen de gananciales, pertenecen sólo a uno de los cónyuges (sólo éste podrá disponer de ellos y en caso de disolución matrimonial no se dividen).

Los bienes privativos de cada uno de los conyuges se establecen en el artículo 1.346 del Código Civil, y algunos de los principales son:

  1. Los bienes que cada uno tuviera antes del matrimonio, o los que obtenga después de forma gratuita (por herencia o donación).
  2. Ropas y objetos personales, que no posean un valor extraordinario.
  3. La indemnización por daños y perjuicios que se conceda a uno de los cónyuges.
  4. Salvo excepciones, las herramientas necesarias para una profesión.
  5. Los bienes obtenidos para sustituir otro bien de tipo privativo.