Arrendamiento

El arrendamiento es un contrato por el cual una persona cede a otra el uso y disfrute temporal de un bien a cambio de un precio.

En concreto, en Wikipedia se define de forma más completa el arrendamiento como: “un contrato por el cual una de las partes, llamada arrendador, se obliga a transferir temporalmente el uso y goce de un bien mueble o inmueble a otra parte denominada arrendatario, quien a su vez se obliga a pagar por ese uso o goce un precio cierto y determinado”.

Arrendamiento

En el arrendamiento una persona cede el uso y disfrute de un bien de manera temporal a otra persona a cambio de un precio.

En España, el contrato de arrendamiento se encuentra regulado en el Código Civil a partir del artículo 1.542, el cual indica que el arrendamiento puede ser de cosas, de servicios y de obras.

Características del arrendamiento de cosas

El contrato de arrendamiento de cosas se caracteriza por ser:

  • Un contrato transmisible (un derecho no personalísimo), ya que se permite el subarrendamiento.
  • Consensual, únicamente se requiere el mero consentimiento (no son necesarios más requisitos formales).
  • Un contrato bilateral.
  • Oneroso, existe una prestación y una contraprestación con valor patrimonial.
  • De carácter temporal, puesto que se concreta por un tiempo determinado.

Partes involucradas en un arrendamiento

El contrato de arrendamiento es bilateral y, por lo tanto se da entre dos partes, que en este caso se denominan arrendador y arrendatario.

Por un lado, el arrendador es la persona obligada a entregar el bien durante todo el tiempo del contrato y a realizar las reparaciones oportunas durante el arrendamiento. Por otro lado, el arrendatario se encuentra obligado a pagar el precio establecido por el arrendamiento, a usar la cosa de una manera adecuada y a hacerse cargo de los gastos de la escritura del contrato.

Si alguna de las partes incumple sus obligaciones se podrá solicitar la anulación del contrato y una indemnización de daños y perjuicios.