Homicidio

El homicidio es un delito que consiste en la acción de causar la muerte de otra persona intencionalmente o por negligencia. En términos legales, este delito se clasifica en diferentes categorías según la intención del autor y las circunstancias del hecho.
Ideas clave
  • Dentro del marco legal argentino, la figura del homicidio es de suma importancia, ya que se refiere a la acción de quitar la vida a otra persona
  • El Código Penal de la Nación Argentina se encarga de regular y tipificar los tipos de homicidio a partir del artículo 79.
  • El delito de homicidio se divide fundamentalmente en dos tipos: homicidio doloso (a su vez puede se divide en simple, agravado o atenuado) o culposo.
  • Las penas privativas de libertad por homicidio pueden ir desde años de prisión hasta la reclusión perpetua, dependiendo de la gravedad del delito y las agravantes presentes.

¿Qué es el homicidio?

El homicidio se define como la acción de causar la muerte de otra persona de forma intencional o dolosa. En el ámbito legal, se considera un delito grave y es sancionado con severidad, ya que viola uno de los derechos fundamentales de todo individuo: el derecho a la vida.

¿Dónde se regula el delito de homicidio en Argentina?

El homicidio se encuentra regulado en el Código Penal de la Nación Argentina, dentro de los delitos contra la vida a partir del artículo 79.

Por lo tanto, el bien jurídico que se protege con la tipificación del delito de homicidio es la vida de las personas.

Tipos de homicidio y penas

En el marco legal argentino, existen diferentes tipos de homicidio reconocidos y clasificados según las circunstancias en las que se comete el delito. Las sanciones y penas para el homicidio varían según el tipo de homicidio cometido.

Algunos de los tipos más comunes son:

Homicidio simple

Se trata de un homicidio doloso en el que una persona causa la muerte de otra sin ninguna circunstancia agravante. Se considera el tipo básico de homicidio y está penado con una pena privativa de libertad.

Se aplicará reclusión o prisión de ocho a veinticinco años, al que matare a otro siempre que en este código no se estableciere otra pena.

Artículo 79 del Código Penal de la Nación Argentina

Homicidio agravado

El homicidio calificado se produce cuando existen circunstancias especiales que aumentan la gravedad del delito. Algunas de estas circunstancias agravantes pueden ser el uso de armas de fuego, la premeditación, el ensañamiento, la alevosía o la participación de múltiples personas.

Las sanciones para el homicidio agravado son más severas que las del homicidio simple, que se castiga con reclusión o prisión perpetua.

Se impondrá reclusión perpetua o prisión perpetua, pudiendo aplicarse lo dispuesto en el artículo 52, al que matare:

1º A su ascendiente, descendiente, cónyuge, ex cónyuge, o a la persona con quien mantiene o ha mantenido una relación de pareja, mediare o no convivencia.

2º Con ensañamiento, alevosía, veneno u otro procedimiento insidioso.

3º Por precio o promesa remuneratoria.

4º Por placer, codicia, odio racial, religioso, de género o a la orientación sexual, identidad de género o su expresión.

5º Por un medio idóneo para crear un peligro común.

6º Con el concurso premeditado de dos o más personas.

7º Para preparar, facilitar, consumar u ocultar otro delito o para asegurar sus resultados o procurar la impunidad para sí o para otro o por no haber logrado el fin propuesto al intentar otro delito.

8° A un miembro de las fuerzas de seguridad pública, policiales o penitenciarias, por su función, cargo o condición.

9° Abusando de su función o cargo, cuando fuere miembro integrante de las fuerzas de seguridad, policiales o del servicio penitenciario.

10 A su superior militar frente a enemigo o tropa formada con armas.

11. A una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género.

12. Con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se mantiene o ha mantenido una relación en los términos del inciso 1°.

Cuando en el caso del inciso 1° de este artículo, mediaren circunstancias extraordinarias de atenuación, el juez podrá aplicar prisión o reclusión de ocho (8) a veinticinco (25) años. Esto no será aplicable a quien anteriormente hubiera realizado actos de violencia contra la mujer víctima.

Artículo 80 del Código Penal de la Nación Argentina

Homicidio atenuado

También existen casos en los que se pueden aplicar circunstancias atenuantes como son:

  • El homicidio por emoción violenta: se produce bajo un estado de intensa perturbación emocional, disminuyendo la responsabilidad penal y la pena.
  • El homicidio preterintencional: el autor causa la muerte sin intención de matar, pero con intención de causar daño, con penas intermedias entre el homicidio simple y el culposo.

1º Se impondrá reclusión de tres a seis años, o prisión de uno a tres años:

a) Al que matare a otro, encontrándose en un estado de emoción violenta y que las circunstancias hicieren excusable.

b) Al que, con el propósito de causar un daño en el cuerpo o en la salud, produjere la muerte de alguna persona, cuando el medio empleado no debía razonablemente ocasionar la muerte.

2º (Inciso derogado)

Artículo 81 del Código Penal de la Nación Argentina

Homicidio culposo

Simple

En este caso, la muerte de una persona es causada de forma involuntaria, como resultado de una conducta negligente, imprudente o descuidada. A diferencia del homicidio doloso, no existe intención de causar daño. Las penas para el homicidio culposo son menos graves que las del homicidio doloso.

Será reprimido con prisión de uno (1) a cinco (5) años e inhabilitación especial, en su caso, por cinco (5) a diez (10) años el que por imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o inobservancia de los reglamentos o de los deberes a su cargo causare a otro la muerte.

El mínimo de la pena se elevará a dos (2) años si fueren más de una las víctimas fatales.

Artículo 84 del Código Penal de la Nación Argentina

Agravado

El homicidio culposo también puede producirse de forma agravada, según lo establecido en el artículo 84 bis:

Será reprimido con prisión de dos (2) a cinco (5) años e inhabilitación especial, en su caso, por cinco (5) a diez (10) años el que por la conducción imprudente, negligente o antirreglamentaria de un vehículo con motor causare a otro la muerte.

La pena será de prisión de tres (3) a seis (6) años, si se diera alguna de las circunstancias previstas en el párrafo anterior y el conductor se diere a la fuga o no intentase socorrer a la víctima siempre y cuando no incurriere en la conducta prevista en el artículo 106, o estuviese bajo los efectos de estupefacientes o con un nivel de alcoholemia igual o superior a quinientos (500) miligramos por litro de sangre en el caso de conductores de transporte público o un (1) gramo por litro de sangre en los demás casos, o estuviese conduciendo en exceso de velocidad de más de treinta (30) kilómetros por encima de la máxima permitida en el lugar del hecho, o si condujese estando inhabilitado para hacerlo por autoridad competente, o violare la señalización del semáforo o las señales de tránsito que indican el sentido de circulación vehicular o cuando se dieren las circunstancias previstas en el artículo 193 bis, o con culpa temeraria, o cuando fueren más de una las víctimas fatales.

Artículo 84 bis del Código Penal de la Nación Argentina

Otros casos de homicidio

En Argentina, existe la figura del homicidio en ocasión de robo, que se produce cuando una persona causa la muerte de otra durante la comisión de un robo. Este tipo de homicidio se considera especialmente grave y puede llevar a la imposición de penas más severas.

Se impondrá reclusión o prisión de diez a veinticinco años, si con motivo u ocasión del robo resultare un homicidio.

Artículo 165 del Código Penal de la Nación Argentina

Por otro lado, se encuentra también el homicidio en riña que ocurre durante una pelea, sin poder determinar quién causó la muerte, con penas de 2 a 6 años de prisión.

Cuando en riña o agresión en que tomaren parte más de dos personas, resultare muerte o lesiones de las determinadas en los artículos 90 y 91, sin que constare quiénes las causaron, se tendrá por autores a todos los que ejercieron violencia sobre la persona del ofendido y se aplicará reclusión o prisión de dos a seis años en caso de muerte y de uno a cuatro en caso de lesión.

Artículo 95 del Código Penal de la Nación Argentina

¿Qué diferencia hay entre homicidio y asesinato?

En Argentina, el término asesinato no se utiliza en el ámbito legal. Se habla de homicidio, que puede ser simple, agravado o culposo. La diferencia principal radica en la intencionalidad y las circunstancias del hecho, más que en la terminología.

¿Es posible que un homicidio culposo pase a ser considerado un homicidio simple?

, dependiendo de las circunstancias y de la interpretación judicial, un caso inicialmente clasificado como homicidio culposo podría ser re-evaluado como homicidio simple si se encuentra que hubo intención o condiciones que demuestren un dolo eventual.

El dolo eventual ocurre cuando el autor del hecho no tiene la intención directa de matar, pero es consciente de que su conducta puede causar la muerte y acepta esa posibilidad. Es una figura intermedia entre el dolo directo y la culpa consciente.

¿Qué papel juega la defensa propia en un caso de homicidio?

La defensa propia es una circunstancia que puede eximir de responsabilidad penal si se demuestra que el acto de matar fue una respuesta proporcional y necesaria para proteger la propia vida o la de terceros. Sin embargo, la defensa propia debe ser probada en un juicio para ser aceptada como eximente.

¿Cuál es el procedimiento judicial en un caso de homicidio?

El procedimiento judicial en un caso de homicidio implica varias etapas, desde la investigación preliminar, donde se recolectan pruebas y testimonios, hasta el juicio oral, donde se presentan los argumentos de la defensa y la fiscalía. Finalmente, el tribunal dicta una sentencia basada en la evidencia presentada.

El homicidio es uno de los delitos más graves contemplados en el Código Penal argentino. Entender sus diferentes formas y las penas asociadas es crucial para comprender el alcance de la ley en este ámbito. Siempre es recomendable buscar asesoramiento legal especializado para navegar adecuadamente cualquier situación relacionada con este delito.

¿Cuándo prescribe un delito de homicidio?

El derecho a perseguir penalmente un homicidio prescribe, en general, a los 20 años de cometido.

Categorías: Delitos,Derecho Penal