Apoderamiento apud acta

El apoderamiento apud acta consiste en otorgar a un procurador la autoridad suficiente para que represente a una persona en un procedimiento judicial.

Este poder se recoge en un documento denominado acta. Se trata de un apoderamiento totalmente gratuito y que solo es válido para el proceso concreto ante el que se otorga, lo que puede suponer un inconveniente.

Apoderamiento Apud Acta

El apoderamiento apud acta que otorga autoridad a un procurador para representar a una persona en un proceso judicial se recoge en un documento que se denomina acta.

A continuación, se explican algunos aspectos sobre los procuradores para comprender mejor el concepto del apoderamiento apud acta.

¿Qué es un procurador?

Un procurador es el encargado de representar a un ciudadano ante los juzgados y los tribunales. Básicamente, el procurador representa a su cliente a través de un poder, concedido mediante un acto de apoderamiento (ese poder puede se notarial, o bien un poder apud acta).

Así, el procurador se encargará de todos los actos procesales y los realizará en nombre del cliente, agilizando todo el procedimiento.

Por norma general, siempre es necesario contar con la representación de un procurador para actuar ante los tribunales y juzgados, salvo en determinadas ocasiones donde no se requiere procurador. Estas excepciones se establecen en el artículo 23 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) e incluyen los juicios verbales (en los que la cuantía no exceda de 2.000 euros) o los juicios monitorios.

¿Buscas abogado?
Consigue presupuestos de abogados que se encuentren cerca de ti, gratis y sin compromiso. ¿Quieres saber más?
Más información

Procedimiento para otorgar el apoderamiento apud acta

El apoderamiento apud acta se puede realizar por comparecencia personal ante secretario judicial o por comparecencia electrónica mediante la Sede Judicial Electrónica. Lo único que se necesita es un documento de identificación de la persona que lo solicita.

En cualquier caso, el otorgamiento del poder apud acta tiene que ser efectuado el mismo día que se presente el primer escrito o se produzca la primera actuación del procurador. No será necesario que asista el procurador a ese acto de otorgamiento.

Existe la posibilidad de que se otorgue con antelación si se acude al decanato de los juzgados, en vez de a la Administración de Justicia.