Absentismo laboral

El absentismo laboral es la ausencia deliberada del trabajador en su puesto de trabajo. La persona no se presenta o abandona el empleo en las horas que debería estar presente, por lo que tampoco cumple con las tareas inherentes al mismo.

Absentismo laboral

El absentismo laboral es la ausencia deliberada del trabajador en su puesto de trabajo.

Existen diferentes tipos de absentismo, aunque no será considerada una falta para la ley cuando la causa sea derivada del ejercicio de un derecho legítimo o una situación protegida.

¿Buscas abogado especialista en derecho laboral?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado laboralista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado

Tipos de absentismo laboral

Los tipos se pueden clasificar en dos grandes grupos diferenciados, a su vez, de las faltas que no se catalogan como absentismo laboral.

Absentismo laboral injustificado o voluntario

El absentismo laboral injustificado es un incumplimiento del contrato de trabajo por lo que el empleador puede ejecutar sanciones. Es voluntario porque se entiende como una ausencia deliberada, sin otro motivo que la voluntad de no asistir.

En el mismo grupo se ubica el absentismo insuficientemente justificado. Esto significa que, si bien se argumenta un justificativo, este no es un precepto legal o no están dadas las circunstancias para aceptar la justificación de la falta.

Un caso especial es el abandono del lugar de trabajo sin dar aviso previo ni tener el consentimiento del empleador. Para que sea considerada un absentismo laboral injustificado se debe dar una ausencia prolongada y una intención de extinguir su puesto de trabajo.

Absentismo justificado

El absentismo laboral justificado incluye las faltas que están avaladas por los convenios colectivos o la legislación vigente. Entre las más frecuentes se encuentran las enfermedades comunes, permisos legales, accidentes de trabajo, etc.

Dentro de esta categoría es posible distinguir, a su vez, en dos clases:

  • Son retribuidas, el empleador paga por este o estos días en que no se presenta al lugar de trabajo.
  • No retribuidas, en algunos casos como los permisos por cuestiones personales, pueden ser descontados del salario o de los días de vacaciones. De todos modos, no es sancionable.

La mayor distinción del absentismo justificado del que no lo es, es que el trabajador avisa al empleador y puede ser controlado.

¿Qué faltas no son absentismo laboral?

Con la reforma del Estatuto de los Trabajadores se estableció que existen faltas de asistencia al trabajo que no se contabilizan como absentismo laboral. Estas son las que se generan por:

  • El ejercicio de un legítimo derecho: el trabajador participa de una huelga legal, dedica tiempo a la representación de los trabajadores, las vacaciones, licencias y permisos que se surgen de los Convenios Colectivos o de la legislación vigente en derecho laboral.
  • Circunstancias que están protegidas por la ley: los riesgos vinculados al periodo de embarazo o lactancia, enfermedades por embarazo, parto o lactancia, accidentes de trabajo, enfermedades comunes o accidentes laborales con bajas menores a los 20 días, violencia de género, maternidad y paternidad.

¿Cómo afecta al trabajador el absentismo laboral?

Las medidas que se toman con respecto al absentismo están determinadas en el Convenio Colectivo que sea de aplicación. De acuerdo a la gravedad del hecho y a sus reiteraciones, estas medidas pueden ir desde llamadas de atención hasta la desvinculación de la empresa, siempre que sean injustificadas.

Pero las consecuencias no son solo las referidas a medidas disciplinarias, sino que también se evidencia en:

  • Falta de motivación laboral.
  • Una disminución en las cuantías que percibe por sus servicios en la empresa.
  • Un clima laboral tenso, ya que afecta al trabajo de los compañeros.

¿Cómo afecta al empresario?

En los últimos años el absentismo laboral ha crecido de manera considerable en España. Las consecuencias más importantes para los empresarios son:

  • Disminución en los niveles de producción o fallos en los servicios que presta y repercute en los ingresos de la empresa.
  • Mayores gastos cuando es fundamental suplir ese puesto de trabajo con personal eventual.
  • Un aumento en los conflictos laborales que se genera por la disconformidad de trabajadores que deben asumir las responsabilidades de otros.

¿Me pueden despedir del trabajo por mi absentismo?

El despido por absentismo laboral será posible en el caso de una reiteración de faltas de asistencia injustificadas. Lo expresa el Estatuto de los Trabajadores y también hace referencia a la posibilidad de despido con una falta, cuando se acredite un abuso de confianza.

Por otra parte, el Tribunal Supremo de Extremadura dictó en sentencia que: La empresa puede emprender un despido disciplinario cuando exista al menos 3 faltas injustificadas.

No procede un despido disciplinario cuando el trabajador se encuentra de baja laboral. La reforma al Estatuto eliminó la opción de despido objetivo por faltas de asistencia justificadas.

Medidas para prevenir el absentismo laboral

Desde el lado de las empresas es recomendable iniciar acciones que tiendan a evitar el absentismo laboral. Existen muchas formas de motivar y comprometer a los empleados para que no sientan, al menos, el deseo de ausentarse de su lugar de trabajo.

Entre las principales se pueden mencionar:

  • Flexibilizar la jornada laboral: crear agendas laborales que permitan compatibilizar la actividad laboral con la vida personal, permite crear vínculos de mayor compromiso.
  • Control de bajas médicas: que el departamento de recursos humanos o quien administre este campo en la empresa efectúe una supervisión cercana sobre los certificados y la salud de los trabajadores. Por un lado, evitará fraudes y por otro demuestra que se interesa por los integrantes de la empresa.

Conclusión

El absentismo laboral es una problemática que afecta tanto a los empleadores como a los trabajadores. Hay una clara distinción entre el absentismo justificado e injustificado con sus respectivas consecuencias. Lo principal para evitar el conflicto laboral es dar un preaviso de la falta de asistencia y justificar de forma acorde a los preceptos legales.

En lo que refiere a la legislación, ya no es posible un despido por faltas de asistencias justificadas, independientemente del porcentaje. Sí será viable un despido disciplinario cuando el trabajador reitera sus faltas de asistencia sin la justificación debida.

Un abogado especializado en Derecho Laboral es el profesional idóneo para asesorar a trabajadores y empresarios en estos supuestos. No hay que dudar en consultar con un experto para que el absentismo no ocasione consecuencias negativas para ninguna de las partes, y mucho menos que sea un motivo de desvinculación laboral.

¿Buscas abogado especialista en derecho laboral?

Te ayudamos a encontrar abogado laboralista de confianza en tu zona. Tenemos una amplia red de abogados colaboradores en toda España.

Buscar abogado laboralista

Escoge en qué zona de España quieres buscar abogado:

Buscar abogado